Síndrome piramidal: recomendaciones

¿Qué es el síndrome piramidal?

El síndrome piramidal es una condición en la cual el músculo piramidal, que se encuentra en la región de la nalga, presenta una contractura, sobrecarga o tensión muscular que produce dolor, e incluso en ocasiones genera irritación del nervio ciático, lo cual puede causar sensación de dolor, entumecimiento y hormigueo de la zona y a lo largo de la parte posterior de la pierna y el pie (el dolor es muy similar al dolor producido por una ciática).

El piramidal es un músculo pequeño que se encuentra en la región glútea a nivel profundo (detrás del glúteo mayor) La función de este músculo es hacer la rotación externa de la cadera (girar la pierna y el pie hacia fuera) y actúa en la abducción (separación) de la cadera cuando la pelvis está fija. 

¿Qué síntomas produce el síndrome piramidal?

En general, los pacientes describen sensibilidad a nivel de la zona de la nalga, y dolor referido a la parte posterior del muslo, pantorrilla y el pie. Los síntomas típicos incluyen:

  • Dolor sordo a nivel de la nalga.
  • Dolor en la parte posterior del muslo, pantorrilla y el pie.
  • Dolor al subir escaleras o cuestas.
  • Aumento del dolor después de permanecer mucho tiempo sentado.
  • Disminución del movimiento de la articulación de la cadera.
  • Los síntomas suelen empeorar después de permanecer mucho tiempo sentado, caminando o al hacer ejercicio físico, suele mejorar al permanecer acostado de lado en posición fetal.

Estiramientos para el síndrome piramidal

En todos los tratamientos para el síndrome piramidal, siempre es recomendable complementarlo con estiramientos de la zona, realizándolos de forma progresiva y con cuidado.

Además de realizar estiramientos específicos de la zona piramidal, también debemos realizarlo a nivel de los isquiotibiales y los extensores de la cadera, pues puede ayudar a disminuir la tensión a lo largo del recorrido del nervio ciático y ayudar a recuperar la movilidad normal.

Hay diferentes ejercicios de estiramientos para mejorar la zona piramidal:

  • El más sencillo de realizar consiste en tumbados boca arriba en una colchoneta o plano firme, mantener una pierna extendida apoyada sobre la colchoneta, mientras que la que queremos estirar, se cruza  por encima de la que esta extendida. Desde esta posición tiramos ligeramente con el brazo contrario hasta notar una ligera sensación de tensión o estiramiento. Una vez llegado al punto de elongación máximo, hacemos una pequeña contracción del músculo, generando una contra-resistencia con la mano. Se aguanta la contracción de 3-5 segundos, tras los cuales volvemos a tirar ligeramente de la pierna ganando más amplitud. Repetimos esta secuencia 3 veces intentando cada vez que realicemos la contracción relajación ganar un poco más de amplitud. 

fig-2

Para estiramiento de la zona isquiotibial:

  • Usando una toalla, o tela que no sea extensible nos colocaremos sentados en los isquiones, con ambas piernas estiradas. Colocamos la toalla, a nivel de la punta del pie de la pierna que queramos estirar y sujetamos los extremos con las manos, una vez hecho esto procedemos a tirar de los extremos de la toalla, elongando todo la zona posterior. Si no llegamos a notar estiramiento de la zona, también se puede realizar tumbados boca arriba con la pierna extendida en 90º. 

 

Stretch-Calf-Towel            descarga

Para estirar la zona glútea o extensores de la cadera.

  • Tumbados boca arriba, colocaremos una pierna extendida, intentando mantenerla pegada a la colchoneta, llevaremos la pierna que queremos estirar hacia el pecho realizando una flexión de cadera y rodilla. Una vez alcanzado el punto de máxima extensión, tirando ligeramente con las manos pondremos una resistencia a nivel de la pierna a la vez que intentamos extender la cadera y la rodilla, aguantamos la contracción de la zona 3-5 segundos, tras los cuales volvemos a llevar la pierna hacia el pecho intentando aumentar la amplitud. Repetimos la secuencia 3 veces intentando ganar más cada vez que realicemos la contracción relajación. 

Los-estiramientos-Biceps-femoral

Además de los ejercicios de estiramiento, el tratamiento de fisioterapia  mediante masoterapia profunda, electroterapia, junto con un programa de ejercicios adecuados para cada paciente puede mejorar y recuperar de forma más rápida el síndrome piramidal.

Es recomendable que los ejercicios sean realizados al principio bajo la supervisión de un profesional sanitario o fisioterapeuta que pueda recomendar que se debe hacer.  

Autora del blog de BuenaPostura. Diplomada en Fisioterapia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Pin It en Pinterest