Recomendaciones posturales

¿Qué es una postura correcta?

Se define la postura, como la posición  que asumimos intencionada o habitualmente. Por tanto, es la posición que mantiene nuestro cuerpo cuando estamos de pie, sentados, o acostados. Una postura correcta es la capacidad de mantener una posición equilibrada y eficiente, mientras que cambiamos de actividad.

Esto implica que el peso del cuerpo se distribuye de manera uniforme para permitir el movimiento pero sin tensionar en exceso ninguna parte del cuerpo. 

Beneficios que obtiene con una postura correcta:

  • Permite realizar las tareas cotidianas (trabajar, estudiar, hacer deporte…) durante más tiempo sin fatigarse pues el cuerpo está funcionando de una forma más eficiente. La realización de la misma actividad con una postura incorrecta producirá agotamiento más rápidamente, además según que actividad sea puede ocasionar dolor y/o lesiones.
  • Disminuye la probabilidad de padecer lesiones, pues la postura correcta permite disminuir la tensión a nivel de los músculos y ligamentos que sostienen la columna.
  • Ayuda a prevenir la tensión muscular excesiva, y el padecer lesiones repetitivas. 
  • Ayuda a reducir la presión anormal a nivel de las superficies articulares, que podrían desencadenar problemas de desgaste y dolor en las articulaciones. 
  • Para mantener una postura correcta es necesario trabajar la flexibilidad y fuerza muscular y mantener la movilidad adecuada en las articulaciones. Para ello es necesario mantener la musculatura tonificada y realizar frecuentemente ejercicios de estiramiento.
  • Además, el hecho de trabajar la postura correcta permite que nuestro cuerpo poco a poco vaya creando el hábito de corregir la postura y mantener la postura adecuada.

Consejos generales para mantener una postura adecuada:

Estos consejos son informativos de como debemos hacer para mantener una postura adecuada, sin embargo, si necesita algún consejo en particular o tiene problemas de dolencias o lesiones, es recomendable que le ayude un profesional de la salud cualificado.

Realizar ejercicio de forma regular ayuda a mejorar el tono, la fuerza y la resistencia muscular, esto significa que mejorando la musculatura también ayuda a mejorar la posibilidad de padecer problemas músculo esqueléticos que pueden dar lugar a dolor, perdida de movilidad y limitaciones en la vida diaria. 

  • Realizar una tabla de estiramientos global 2-3 veces por semana ayuda a mantener la flexibilidad correcta.
  • Estirar la musculatura cervical realizando ejercicios de movilidad del cuello y la cabeza.
  • Es muy importante fortalecer los músculos profundos del abdomen para ello se suele explicar que el paciente debe corregir la postura teniendo la sensación de llevar el ombligo hacia dentro.
  • Al permanecer de pie, hay que dirigir ligeramente la barbilla hacia abajo, imaginando que está llevando la coronilla hacia el techo, a la vez que intentamos descender los hombros (“separar los hombros de las orejas”es un concepto que suelo usar para explicarlo) y aproximar las escápulas. 
  • Evitar pasar periodos muy largos de tiempo sentado, hacer cada 2-3 horas un pequeño descanso en el que cambiar de postura y aprovechar para moverse, y realizar algunos estiramientos.
  • Si realizar trabajo sentado, evitar cruzar las piernas, intentando mantener las caderas ligeramente flexionadas, y los pies paralelos a la anchura de las caderas. 
  • Cuidar el colchón y la almohada, pues el hecho de no tener un colchón adecuado, también puede desencadenar problemas posturales y posibles lesiones.

estirandose

Autora del blog de BuenaPostura. Diplomada en Fisioterapia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Pin It en Pinterest