¿Punto gatillo como origen del dolor a nivel musculoesquelético?

El objetivo de esta entrada, es explicar qué es un Punto Gatillo Miosfascial (Trigger Point en inglés) y cómo podemos tratarlo para disminuir el dolor y las disfunciones musculoesqueléticas que producen.

Una de las definiciones más usadas es aquella que considera al punto gatillo como una “zona con hiperirritabilidad localizada en una banda tensa de una zona músculo esquelética que genera dolor a la compresión, distensión, sobrecarga o contracción del tejido, que generalmente responde con un dolor referido” (Definición de Simons y cols. 1999)

  • Dolor referido: dolor visceral o musculoaponeurótico percibido en una zona cutánea distante a la zona de palpación. 

Janet G. Travell y David G. Simons  publicaron un libro  que contiene gran cantidad de información sobre el tema, así como el “mapa” de los puntos gatillo de todos los músculos. Pues una particularidad de los puntos gatillo es que se producen en unas zonas del músculo más o menos delimitadas.

descarga

Los puntos gatillos pueden estar de en forma activa o latentes. La diferencia se encuentra en que el dolor que se reconoce como propio es provocado por un punto gatillo activo, mientras que el latente genera sintomatología, pero no dolor constante o habitual. Normalmente ambos a la presión generan dolor y síntomas propios.

TÉCNICAS DE TRATAMIENTO DE LOS PUNTOS GATILLOS

  • Técnicas de tratamiento conservadoras: resumiendo; en fisioterapia se emplean técnicas manuales que se aplican después de explorar y determinar si el problema es debido a puntos gatillo. En ese caso se realizará un tratamiento mediante presión específica en la zona, manteniendo hasta que aparezca dolor, y poco a poco éste vaya desapareciendo.
  • Técnicas de tratamiento invasivas: mediante la punción seca de los puntos gatillo. Esta técnica consiste en realizar una punción en el punto afectado, usando para ello una aguja muy parecida a la de acupuntura. Con ello buscamos un efecto mecánico en el punto gatillo, y por tanto la “desactivación” del punto.

Mi opinión en cuanto a la técnica de punción seca, es que me resulta muy eficaz en pacientes que no mejoran con el tratamiento conservador, de estiramientos y terapia manual mediante presión localizada en la zona. Consulta siempre con un fisioterapeuta formado adecuadamente en la técnica, que realice una valoración previa de la zona, de esta forma se minimizará el dolor que se produce al realizar la técnica y se producirá la máxima recuperación a nivel musculoesquelético.

 

 

Autora del blog de BuenaPostura. Diplomada en Fisioterapia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Pin It en Pinterest