¿Qué es la propiocepción y por qué debemos conocerlo?

La propiocepción es el término que describe la capacidad del organismo de detectar la orientación del cuerpo en el entorno. Esto nos permite movernos en el espacio de forma rápida y libre sin tener que estar constantemente pensando de forma consciente como nos encontramos en el espacio o en el entorno.

Cuando sentimos aún teniendo nuestros ojos cerrados, como tenemos una parte de nuestro cuerpo, por ejemplo, sentir que tenemos el brazo elevado por encima de nuestra cabeza aún con los ojos cerrados es un ejemplo de propiocepción.

Si estamos caminando por un acera, y de forma repentina hay un cambio en la superficie, por ejemplo caminamos por una zona de hierba, el cuerpo se ajusta de forma involuntaria a los cambios de superficie gracias a la propiocepción.

La propiocepción permite que los músculos y articulaciones envíen información al cerebro sobre como está la posición de la articulación y que cantidad de estiramiento o tensión hay en los músculos que rodean a la articulación.

Muchos fisioterapeutas recomendamos ciertos ejercicios de equilibro y propiocepción después de una lesión o enfermedad. Después de un esguince de tobillo, o intervención de rodilla entre otras lesiones realizaremos ejercicios para recuperar la sensación de equilibrio y propiocepción de forma que se eviten futuras lesiones. Para trabajar la propiocepción y el equilibrio se utiliza muchos accesorios lo más usado suele ser ejercicios mediante theraband, bosu, y ejercicios de control de equilibrio.

  • Algunos ejemplos de ejercicios de trabajo propioceptivo para miembros inferiores:

Ejercicios de ejemplo

 

Autora del blog de BuenaPostura. Diplomada en Fisioterapia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Pin It en Pinterest