Cupping o ventosas, ¿Qué es y para qué se emplea?

Muchos espectadores de los Juegos Olímpicos 2016 han visto unos extraños moratones con forma de círculo en el cuerpo de algunos deportistas. Esas “manchas” con forma redondeada son consecuencia de un técnica de recuperación llamada “Cupping“.

Pero, ¿Qué es el Cupping y qué se emplea para realizarlo?

El método Cupping es una terapia de tratamiento antigua usada en China y Oriente Medio durante más de 2000 años. Este tratamiento es un procedimiento no invasivo, que a veces se emplea de forma conjunta con la acupuntura, como forma de tratamiento en la medicina tradicional china. Para realizar la técnica se empleaba vasos hechos de bambú o arcilla.

Actualmente, se emplea vasos de plástico o vidrio. El mecanismo físico de succión de las ventosas, hace que mediante una válvula (en las ventosas de plástico) o empleando una llama (en las de vidrio) se genere vacío interno provocando un mecanismo de succión que se aplica a la superficie del cuerpo.

¿Cómo funciona en la recuperación de lesiones?

Hay varias explicaciones del por qué el tratamiento mediante ventosas, ayuda a la recuperación de lesiones:

[Mi opinión al respecto es que cada explicación es una conjetura no probada por la ciencia, y de alcance limitado, pero que junto con otras técnicas de tratamiento en fisioterapia da muy buen resultado en ciertas dolencias]

  • Por ejemplo, una de las teorías explica que la presión negativa que crea las ventosas hace que se estire las fibras musculares y nerviosas, aumentando así la circulación sanguínea.
  • Otra teoría afirma que el daño causado por el sangrado, produce inhibición del dolor en las células del asta dorsal a nivel de la médula espinal.
  • Una tercera teoría afirma que las ventosas aplicadas a los puntos gatillos o puntos de dolor, facilita la eliminación de sustancias de desecho y favorece el aporte de nutrientes y oxigenación de los tejidos.
maxresdefault

Cupping y Juegos Olímpicos

Entonces,¿ Hay evidencia cientifica en la técnica Cupping?

En los últimos años, se han realizado algunas revisiones sistemáticas, que buscan la evidencia científica del tratamiento y si hay algún efecto adverso por usarla. Como se ha mencionado antes, los ensayos que se han realizado son pocos y limitados con el tamaño de la muestra y el sesgo.

En una revisión de 2013, publicada en PLoS ONE, investigadores chinos y australianos encontraron que a pesar de las limitaciones del diseño de la investigación, el Cupping puede ayudar a mejorar ciertas enfermedades o lesiones.

Por otra parte, un meta-análisis realizado sugirió que funcionaba mejor cuando se combinaba con otras modalidades de tratamiento, incluyendo acupuntura y medicamentos occidentales.  Estos investigadores vieron que la técnica Cupping no provocaba efectos adversos que no fueran los hematomas indoloros que generalmente se resolvian en una semana aproximadamente.

Otro artículo de revisión de 2013 publicado en la revista ” Acupuncture in Medicine” nos dice que el tratamiento mediante ventosas es útil en el control del dolor empleado en lesiones de lumbalgia y problemas musculares de espalda.

[Mi opinión de la técnica, es que, aunque en cuanto a evidencia científica hay poco al respecto. Esta técnica de tratamiento, realizada de forma adecuada y junto con otras técnicas empleadas en fisioterapia y medicina proporciona beneficios en la recuperación muscular y el alivio del dolor. Por tanto, si crees que la técnica Cupping puede ayudarte a recuperar alguna de tus dolencias consulta a tu fisioterapeuta de confianza que te informará al respecto]

Autora del blog de BuenaPostura. Diplomada en Fisioterapia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Pin It en Pinterest