6 Consejos para mejorar la fascitis plantar

Durante el verano, y a consecuencia del tipo de calzado que solemos llevar, es frecuente que los pacientes acudan a nuestra consulta para realizarse tratamientos de fisioterapia en la zona de la fascia plantar…pero ¿Por qué sucede y cómo podemos mejorarlo?
En primer lugar, explicar qué es la fascia plantar:

– La fascia plantar es una banda de tejido gruesa que va desde el talón hasta los dedos del pie, ayuda a mantener el arco natural del pie y proporciona una especie de “resorte” que nos permite estirar y contraer en cada paso de una forma suave. De forma resumida cuando la fascia plantar se inflama se produce la lesión que conocemos como fascitis plantar, esto puede desencadenar dolor en la zona del talón y en el arco del pie (haciendo que actividades simples como caminar o permanecer de pie sean muy dolorosas)

fascitis_plantar_0

En fisioterapia se emplea diferentes modalidades para mejorar y recuperar esta lesión, sin embargo, con unos sencillos consejos podemos ayudar a recuperar más rápidamente esta lesión:

          1. Reposo

Una de las cosas más importantes por la que puede comenzar, es por hacer reposo del pie. En las lesiones agudas se suele emplear el método P.O.L.I.C.E. Este acrónimo significa “protección”, “carga progresiva”, “hielo”, “compresión” y “elevación”. En la fase inicial, es recomendable descansar el pie y parar de realizar ejercicio físico fuerte.

            2. Ejercicios de estiramiento 

Cuando se tiene fascitis plantar, realizar estiramientos suaves de la fascia plantar y los músculos de alrededor del pie y del tobillo puede ayudar a mejorar la movilidad y promover la curación de la zona. Apoyando la zona de la planta del pie en una pared y estirando suavemente la zona, es una forma sencilla de realizar un estiramiento, o bien empleando una toalla, podemos estirar los músculos de la cadena posterior del miembro inferior y la zona de fascia del pie.

descarga                                 estiramientofascitisplantar1

              3. Fortalecimiento de los músculos del pie

En ocasiones, la debilidad de los músculos del pie y el tobillo pueden contribuir a generar lesiones, entre ellas, la fascitis plantar. El fortalecimiento estos músculos permite recuperar más rápidamente la lesión y evitar posibles recaídas. Consulte con su fisioterapeuta de confianza para que pueda recomendarle ejercicios de fortalecimiento más específicos según su lesión.

fascitis-plantar

 

                4. Masajes con hielo

Emplear una botella pequeña de agua, con agua muy fría casi congelada puede ayudar a controlar el proceso inflamatorio y el dolor asociado. Para ello usar la botella de agua congelada y rodarla suavemente desde la zona del talón a los dedos. Es un método sencillo y eficaz para aliviar las molestias que genera esta lesión.

fascia_01

 

                5. Emplear ayudas técnicas

Los cambios en el arco del pie pueden contribuir a generar dolor en la zona del talón, asociado a la fascitis plantar. Las plantillas para zapatos moldeadas a medida pueden ayudar a recuperar su lesión y disminuir la presión sobre la zona de la fascia del pie. Si tiene duda al respecto, consulte con su podólogo de confianza para que pueda recomendarle el tratamiento más adecuado.

                    6. Use el calzado adecuado 

Si sufre problemas de fascitis plantar, debe emplear una calzado adecuado. Debemos evitar tacones altos , pues el apoyo en la zona plantar no es el más adecuado. Evitar caminar descalzo, pues, esto puede aumentar la presión en la zona de la fascia del pie, y en consecuencia aumentar el dolor. Tenemos que asegurarnos que el calzado nos ofrezca un buen apoyo del el pie y el tobillo (con algo de amortiguación y una buena plantilla). Tener en cuenta la altura del tacón, ya que un pequeño tacón puede reducir la tensión de la fascia plantar. El calzado debe permitir al pie mantener una posición natural al caminar, y que sea lo suficientemente flexible como para no haya que realizar un esfuerzo excesivo al dar el paso.

Estos son unos consejos básicos que nos pueden beneficiar en la recuperación de nuestra lesión, siempre ante cualquier duda, consultar con un profesional de la salud que nos pueda orientar más específicamente según cada caso. 

 

Autora del blog de BuenaPostura. Diplomada en Fisioterapia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Pin It en Pinterest